Primera prueba de repostaje exitosa con transferencia de combustible entre el A400M y helicóptero H225M

Sobrevuelo
1a prueba de repostaje A400M-Caracal
Imagen : DGA

El pasado 22 de julio el fabricante europeo Airbus Helicopters en conjunto con la dirección General de Armamento (DGA) francesa, realizaron con éxito la primera prueba para el repostaje de combustible en vuelo, entre un avión de transporte A400M Atlas y un helicóptero Airbus H225M Caracal

Durante las pruebas que se llevaron a cabo entre el 20 y el 31 de julio de 2020 se utilizó un helicóptero caracal del escuadrón de helicópteros EH 1/67 “Pirineos”, el que fue puesto a disposición por el Ejército del Aire  francés para evaluar la envolvente de vuelo, la que  se refiere a los límites de la misma respecto a la velocidad máxima, factor de carga  o densidad atmosférica, de la cual normalmente se habla refiriéndose a la altitud máxima a la que puede volar la aeronave, así mismo se midió el rendimiento de repostaje entre ambas aeronaves.

En el caso del helicóptero Caracal dichas pruebas permitirán ampliar la capacidad de repostaje del A400M, así mismo como la de los KC-130J que están en servicio en el ejército del aire francés, que ya se utiliza repostando otros tipos de aviones tanto de combate como el Rafale y transportes como los C-130 e incluso otro A400M.

En la primera fase de los vuelos solo se habían realizado pruebas de contacto “en seco” para primeramente evaluar el comportamiento aerodinámico de la aeronave, sin transferencia de combustible, así como comprobar la visibilidad al contacto entre la sonda de repostaje del helicóptero y la cesta de repostaje del A400M, finalmente el día de hoy se logró completar con éxito un vuelo de repostaje con transferencia real de combustible.

Hasta entonces, solo se habían realizado pruebas de contacto en vuelo «en seco», con el fin de evaluar el comportamiento aerodinámico de la aeronave y comprobar la visibilidad de los contactos entre el poste de repostaje del helicóptero y la cesta del tubo de repostaje del A400M. Esta campaña se prepara para la adición de la capacidad de reabastecimiento de helicópteros, programada para 2021. Es una de las últimas capacidades que quedan por calificar bajo el estándar final de aeronaves previsto para 2022.

El centro de especialización y pruebas DGA Flight Tests supervisó la realización de estas pruebas, cumpliendo con las medidas sanitarias específicas. El A400M y el Caracal fueron operados por tripulaciones mixtas de DGA / Airbus.

Next Post

FAdeA y la CArAE firmaron un memorándum para el desarrollo de componentes nacionales del Pampa III

En abril de 1979 la Fuerza aérea Argentina encomendó a la Fábrica Militar de Aviones (FMA), la tarea para desarrollar un nuevo avión a reacción para entrenamiento medio – avanzado, como reemplazo de los Morane Saulnier MS-760 Paris, finalmente el proyecto IA-63 Pampa se vio materializado 5 de mayo de 1980, […]