Los problemas financieros de Boeing resultan en un nuevo cargo para el KC-46

Sobrevuelo

Boeing nuevamente tendrá que pagar de su bolsillo un cargo sobre el KC-46, pero esta vez no es por problemas técnicos del avión como sucedió en anteriores ocasiones, si no que proviene de parte del sector comercial, pero que ha sido derivado al más reciente tanquero de Boeing. El costo de dicho cargo esta avaluado en USD $151 millones.

Si bien Boeing anunció recientemente sus ganancias del segundo trimestre el día miércoles, indicaron que el cargo al KC-46 fue «principalmente impulsado por una asignación de costo fijo adicional resultante del menor volumen de producción de aviones comerciales debido al COVID-19».

En resumen, debido a que la producción de aviones comerciales de Boeing se ha ralentizado, cuesta más producir el KC-46, que no olvidemos es un derivado del Boeing 767 que se fabrica en la línea de producción del 767 en Everett, Washington, y se convierte en un tanquero de reabastecimiento militar.

Greg Smith, director financiero de Boeing, dijo que con la disminución de la producción en algunos aviones comerciales, ciertos costos fijos se han transferido a otros programas, el ejemplo más claro de esto es lo del KC-46.

Boeing está obligado a pagar los costos asociados con el KC-46 que excedan el límite de precio fijo de $ 4.9 mil millones en su contrato de 2011 con la Fuerza Aérea de los EE. UU.

El último cargo significa que Boeing habría gastado más de $ 4.7 mil millones en fondos de la compañía en el programa KC-46, casi el equivalente a la inversión propia realizada por parte de la Fuerza Aérea en el programa.

A pesar de estos cargos, el sector de Defensa y Espacio de Boeing se ha encontrado generando ganancias, siendo así el punto fuerte del fabricante estadounidense que continúa lidiando con problemas financieros causados ​​por el impacto de la pandemia del coronavirus en la industria y la continua puesta en tierra de los 737 Max.

KC-46 refueling F-15E

Boeing Defence, Space & Security registró $ 7 mil millones en nuevos pedidos este trimestre, incluido el contrato por tres drones MQ-25 adicionales para la Marina de los EE. UU. Y 24 helicópteros Apache AH-64E para Marruecos.

El CEO de Boeing, Dave Calhoun, dijo que el mercado de defensa se mantiene saludable y que los contratos recientes «subrayan la fortaleza de nuestras ofertas».

Next Post

El accidente nuclear de Palomares, 54 años después.

Para 1966 la Guerra fría estaba en su apogeo y las muestras de poder armamentista eran la tónica entre Estados Unidos y la URSS, por aquellos días el mundo era testigo temeroso de como ambas potencias se jactaban de su gran poder nuclear y de como cualquier “casi enfrentamiento” o […]