Boeing suspenderá la fabricación del 737 MAX

Sobrevuelo

Aún con la incertidumbre de saber cuando el 737 MAX volverá a los cielos, la junta directiva de la empresa ha decidido parar por completo la producción desde el mes de enero de 2020, hasta que consiga la autorización de los entes reguladores de la aviación civil (FAA y EASA).

Esta suspensión en la fabricación era el paso final ante una reducción inicial en la capacidad de fabricación de la aeronave, pasando de 52 a 42 aeronaves mensuales, la cual fue decretada semanas después del siniestro que afectó al 737 MAX operado por Ethiopian Airlines.

Línea de ensamblaje final del 737 MAX en Renton.
Fotografía: Boeing

737 MAX final assembly line at Renton.
Photography: Boeing

La suspensión, explica la empresa, busca priorizar la entrega de los aviones que se le están almacenando. “Creemos que esta decisión es la menos perjudicial para mantener el sistema de producción a largo plazo y preservar la cadena de suministro”, señala un comunicado publicado este lunes. Al mismo tiempo, asegura que informará a las aerolíneas y a las compañías que le suministran componentes sobre las acciones que decida adoptar en el futuro.

El jefe de la FAA, Steve Dickson, avisó la semana pasada que el calendario de Boeing para el retorno a los cielos del 737 MAX “no era realista”, aunque evitó entrar en detalles sobre los motivos del retraso. La agencia reguladora consideró “preocupante” que los directivos de la compañía daban a entender con sus declaraciones que forzaban a la FAA a adoptar una decisión rápida.

“Continuaremos evaluando las decisiones de producción en función de los plazos y las condiciones de retorno al servicio”, se limitó a decir Boeing mientras se reunía su consejo. American Airlines anunció que apartará el polémico modelo de su flota al menos hasta comienzos de marzo.

BOEING WILL LAY OFF THE 737 MAX MANUFACTORY:

Even with the uncertainty of knowing when 737 MAX will return to the skies, the company’s board of directors has decided to completely stop production since January 2020, until it obtains the authorization of the civil aviation regulators (FAA and EASA).

This manufacturing suspension was the final step in the face of an initial reduction in the manufacturing capacity of the aircraft, from 52 to 42 aircraft per month, which was decreed weeks after the incident that affected the 737 MAX operated by Ethiopian Airlines.

The suspension, explains the company, seeks to prioritize the delivery of the aircraft that are being stored. «We believe that this decision is the least harmful to maintain the long-term production system and preserve the supply chain,» said a statement released Monday. At the same time, it ensures that it will inform the airlines and the companies that supply components about the actions it decides to take in the future.

The head of the FAA, Steve Dickson, warned last week that the Boeing calendar for the return to the skies of the 737 MAX “was not realistic,” although he avoided going into details about the reasons for the delay. The regulatory agency considered it «worrying» that the company’s executives implied with their statements that forced the FAA to make a quick decision.

«We will continue to evaluate production decisions based on deadlines and conditions of the return to service,» Boeing said while meeting his council. American Airlines announced that it will remove the controversial model from its fleet at least until the beginning of March.

Next Post

AIR FRANCE FIRMA PEDIDO POR 60 AIRBUS A220

El día de hoy la aerolínea de bandera Francesa firmó un pedido de 60 aviones Airbus A220-300 para modernizar su actual flota de aviones de pasillo único. El avión será operado por Air France y no por una de sus filiales. Al adquirir el avión de pasillo único más eficiente […]